• Diciembre 08, 2019 03:46 PM
logo

“Si nos tenemos que morir será junto al Popocatépetl”

Marzo 31, 2019 08:00 AM
Blog single photo

La resistencia de algunos cuantos para evacuar en caso de emergencia

La gente dice que en caso de emergencia correría hacia un albergue que está en la punta de un cerro, “el cerro de la antena”, donde hay cabida para poco más de mil personas.

Después del pasado jueves, cuando eructó dos explosiones, Don Goyo amaneció bostezando. Solo exhaló gases y vapor de agua. Su respiración es pausada. La gente dice que en caso de emergencia correría hacia un albergue que está en la punta de un cerro, “el cerro de la antena”, donde hay cabida para poco más de mil personas.

Un funcionario local asegura que en caso de contingencia volcánica, el material incandescente rodará por la barranca de Huiloa, de modo que les dará tiempo para salir por las tres rutas de evacuación; admite que es necesario ampliarlas y tapar baches.

Se busca dar mantenimiento y rehabilitar vías alternas, dijo el presidente municipal de San Nicolás de los Ranchos, Rodolfo Meléndez, quien habló ante los habitantes convocados frente a la alcaldía, donde dijo que se trabaja en un plan de Protección Civil.

Otros, sin embargo, difieren de tal idea, como el jardinero de Santiago Xalitzintla, José Ventura, quien opina que “si nos tenemos que morir, será junto al volcán”.

Pero los que más sufrirían las consecuencias serían los perros callejeros, que en todo momento patrullan veredas, calles y caminos en busca de alimento.

El municipio es el más cercano al volcán. Sus habitantes trabajan con normalidad, sin dejar de estar pendientes o descuidar sus actividades, como el cultivo de la tierra, el comercio y los niños en las escuelas, como las de Xalitzintla, donde el regidor Esteban Castro Merino dice que ya solicitaron a las autoridades estatales ampliar las rutas de evacuación, pues son angostas y con baches.

Es que hacen enojar a Don Goyo, comenta el “tiempero” Antonio Analco Sevilla, de 72 años, quien se dedica a “estudiar” las nubes y a interpretar el comportamiento del volcán.

“Está pasando esto porque Don Goyo está trabajando con la naturaleza”, comenta el hombre, que también achaca el enojo del volcán “porque los mayordomos son muy borrachos”.

La niña Ana Karen, que cursa el sexto año de primaria, acepta que sí siente miedo cuando el coloso tiene un comportamiento como el del pasado jueves.

El vendedor de flores que se coloca a las puertas de la iglesia recomienda que lo más importante es mantener la calma, “porque si la gente se altera mucho, pues habrá riesgos.

El edil Rodolfo Meléndez dijo ante una multitud que uno de las principales puntos para las evacuaciones es un repicar de campanas y las patrullas saldrán con las sirenas a todo volumen.

Las rutas alternas incluirán los caminos de Calpan, Mealticán, Huejotzingo y Ozalco, entre otras, que deberán rehabilitar. Milenio.

Publicado por: Noticias de Última Hora

Top