• Noviembre 22, 2019 04:27 PM
logo

“No se lleven mi vehículo o van a valer madres”, gritó “El Mascota” y baleó a agentes

Julio 10, 2019 10:00 PM
Blog single photo

Tras la lluvia de plomo San José Los Cerritos un policía municipal falleció

“No se lleven mi vehículo cabrones, o van a valer madres”, es lo que Gabriel N, alias “El Mascota” y presunto asesino del policía municipal muerto en cumplimiento de su deber, gritó antes de desatar un enfrentamiento a balazos que dejó a cuatro oficiales más heridos en la colonia San José Los Cerritos, la madrugada del domingo pasado.

Ayer por la tarde, Gabriel N, alias “El Mascota”, de 32 años de edad; Fernando N, de 20 y Óscar N, de 47 años, alias “El Zorrillo”, fueron presentados ante una Jueza de Control, quien escuchó los diversos datos de prueba presentados tanto por el agente del Ministerio Público como por la defensa particular de los imputados.

Pese a que las abogadas de los detenidos solicitaron una medida cautelar distinta a la prisión preventiva necesaria para Óscar y Fernando, ya que solo se les acusa de resistencia de particulares- lo cual no requiere que forzosamente se les prive de la libertad a los investigados-, la togada ordenó el traslado de los detenidos al penal de San Miguel.

Lo anterior, debido a que la representación social exhibió dos evaluaciones de riesgo que sustentan que los imputados no comprobaron arraigo domiciliario ni laboral, además de que existe peligro de que sustraigan de la ley, lo cual fue parte fundamental para que la jurista les impusiera a padre e hijo, los cuales dijeron trabajar de manera lícita pero informal en el manejo de pipas, la medida cautelar de prisión preventiva necesaria o justificada.

En tanto, a “El Mosca”, cuñado de Fernando, al ser el único acusado del delito de homicidio en agravio del policía municipal Francisco Daniel, se le impuso la medida de prisión preventiva oficiosa por todo el tiempo que dure el proceso penal en su contra.

Por su parte los acusados solicitaron la duplicidad del término constitucional de 144 horas, para que sea en un segundo acto en el que se determine si serán o no vinculados a proceso.

En cuanto a la balacera, se supo que el día 7 de julio, alrededor de las 1:10 horas, siete policías municipales a bordo de tres patrullas, hacían un recorrido de vigilancia en célula sobre la calle Identidad Nacional y Camino a Tlaltepango, cuando vía 911 recibieron una llamada de auxilio sobre personas realizando detonaciones de arma de fuego en la calle 10 de Mayo, entre Margaritas y Morador Sur de San José Los Cerritos.

Una vez en el lugar, los oficiales observaron que a mitad de la calle estaba estacionado un automóvil Mercedes Benz con placas de Tlaxcala, y del cual, ante la llegada de los policías, descendió un sujeto ahora identificado como Gabriel, quien corrió hacia una vecindad por lo que los uniformados rodearon el vehículo y dieron persecución a este sujeto.

Sin embargo, en instantes, los policías fueron baleados desde la citada vecindad, por lo que una de las uniformadas que se encontraban en el sitio, comenzó a pedir apoyo.

A la par, Gabriel, según lo expuesto en audiencia, comenzó a gritarles a los policías: “No se lleven mi vehículo cabrones o van a valer madres”, de tal forma que más disparos de arma de fuego provinieron tanto de la azotea como del patio de la referida vecindad.

Intensificándose el enfrentamiento entre policías y presuntos delincuentes, por lo que cuatro oficiales resultaron heridos en ese instante.

“Alguien que me apoye, alguien que me apoye, nos están disparando”, advirtió uno de los policías vía radio mientras solicitaba refuerzos.

Minutos después, Francisco Daniel, de 24 años de edad, junto con otro compañero llegaron en auxilio de los primeros intervinientes; fue en esos momentos que fueron sorprendidos por los disparos de arma de fuego que salían desde un balcón de un segundo inmueble.

De esta manera es como el joven policía sepultado la tarde de ayer tras un homenaje de cuerpo presente, recibió un impacto de bala en el rostro que acabó con su existencia; su compañero sobreviviente, identificó como al agresor, a Gabriel N, alias “El Mascota”, por lo que, tras el arribo de más policías, este fue detenido.

Sin embargo, cuando el sujeto ya se encontraba en manos de las autoridades, Fernando N, de 20 años y Óscar N, de 47, alias “El Zorrillo”, salieron para tratar de rescatarlo, agrediendo a los policías.

“Hijos de su pu…, van a valer madres si se llevan a mi cuñado”, gritó Fernando; al final tanto este joven como su padre también fueron asegurados, por lo que hoy enfrentan diversos delitos cometidos en agravio de los oficiales, de los cuales cuatro de igual manera resultaron heridos, siendo dos los que permanecen hospitalizados y en recuperación.

El sol de Puebla

Publicado por: Noticias de Última Hora

Top