• Diciembre 12, 2019 04:26 PM
logo

Ahora un policía de la SSP gana más que un trabajador del Poder Judicial con título de abogado, denuncian

Agosto 15, 2017 10:00 PM


Recibimos un correo de trabajadores del Poder Judicial del Estado de Yucatán, en el que señalan su molestia e indignación porque hasta ahora no han atendido sus demandas para mejorar sus condiciones laborales.
A continuación el texto íntegro de denuncia:
Los policías de la Secretaria de Seguridad Pública y Fiscalía General ambos del Estado, no solo ellos forman parte del sistema judicial penal en Yucatán, sino que de manera fundamental también nosotros los trabajadores del Poder Judicial del Estado.
Pues básicamente en los Juzgados Penales tanto del sistema tradicional, como del nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio y Oral, así como a los de Ejecución de Sentencias en Materia Penal del Estado, en forma específica a los empleados denominados “técnicos judiciales o encargados de actas”, quienes anhelamos desde hace más de 15 años, se nos reconozca nuestra ardua labor fundamental a favor de los justiciables, y por ende a dicha labor un merecido aumento de sueldo digno y decoroso ante las múltiples labores que realizamos con esmero y profesionalismo.
A pesar de la escasez de personal que existe en dichos Juzgados, por lo que, debido a ello, tenemos que redoblar esfuerzos, es decir trabajar en forma rápida y eficaz para cumplir en tiempo y forma con los términos de ley correspondientes que exige la materia penal.
Reiteramos que, desde hace más de quince años, que no se reconoce nuestra labor fundamental, sino que solo nos consideran como unos simples trabajadores escribientes, cuando contrario a ello, nosotros somos los que realizamos los diversos trámites y resoluciones fundamentales que permiten la marcha de la impartición y administración de justicia penal en Yucatán.
En verdad, merecemos ese anhelado aumento de sueldo, por ser profesionistas titulados en derecho y con cedula profesional, incluso algunos con grado de Maestría o hasta Doctorado, pues este año apenas nos fue aumentado un risible 6% de sueldo, devengando apenas la cantidad neta de $10,600.00 en forma mensual, mientras que los policías sin ánimo de discriminarlos y que la gran mayoría no son licenciados o abogados en derecho con cedula profesional y que si bien trabajan hasta 24 por 24 pero eso se debe a la política laboral impuesta por parte del Ejecutivo del Estado, por lo que esta quincena próxima (primera quincena de agosto del 2017), devengarán un sueldo superior de $12,190.00 en forma neta mensual, es decir les fue aumentado un cincuenta por ciento neto a su sueldo, generando evidentemente una molestia en forma general por parte de nosotros los empleados judiciales.
Aun cuando si bien es cierto dichos policías merecen un aumento de sueldo, pero nosotros los trabajadores del Poder Judicial del Estado, lo merecemos también por tener un desgaste y estrés mental constante, dado que la materia penal es delicada y compleja debido a su propia naturaleza, lo cual es injusto.
A pesar de que le insistimos al Gobierno del Estado en el año pasado (2016) mediante sendos escritos, dirigidos también al H. Congreso del Estado, solo se nos aumentó apenas un 6% en este año (2017) y además que solo recibimos en el año 2016, apenas un bono equivalente a 6 días de salario, cuando en años anteriores recibíamos hasta 30 días de salario, los cuales fueron disminuyendo gradualmente año con año.
Ese bono al recibirlo en forma completa en esos periodos, por lo menos compensaba y equilibraba nuestras necesidades económicas, pero no obstante de ello, y para perjudicar aún más nuestra situación económica, es muy probable que en este año 2017 desaparezca esa prestación (bono), máxime, que se nos descuenta un impuesto desde hace varios años por la cantidad que recibimos como aguinaldo, mientras que es bien sabido que a diversos trabajadores del Gobierno del Estado no se les descuenta cantidad alguna en dicho aguinaldo.
¿Hasta cuándo se nos va a reconocer y considerar nuestra labor, con un sueldo digno y decoroso acorde a nuestra profesión?
Asimismo, es bien sabido, que el Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado, cuenta con exceso de personal administrativo privilegiado con sueldos muy superiores a los de nosotros y mayores prestaciones, mientras que en los Juzgados Penales, los de Control del Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio y Oral y de Ejecución de Sentencias en Materia Penal del Estado, existe poco personal en dichos Juzgados, donde realmente se necesita gente de trabajo, que les sirve a los justiciables, mismos que no entienden de la burocracia administrativa, por lo que se pide a los Consejeros, tomen en cuenta y valoren las verdaderas necesidades de servicio de los Juzgados, y no solo realicen cambios para beneficiar a unos y perjudicar a otros, sin que se justifique dicha necesidad.
No carguen más la burocracia administrativa y realicen cambios de personal en forma innecesaria, eso sería algo que tanto nosotros, como la sociedad Yucateca se los agradecería.
También, es de amplio conocimiento, que en el Tribunal Superior de Justicia del Estado, en el área de adolescentes a cargo del Magistrado Santiago Altamirano, existe exceso de personal, que prácticamente su trabajo es escaso o nulo, debido a que existen muy pocos recursos de apelaciones o casaciones que resolver, pues el personal se requiere en dichos Juzgados, y a pesar de ello, en dicho Tribunal de Adolescentes, pretenden aumentar más el personal, privilegiando a ciertas personas por favores personales o políticos.
Es preciso también señalar, que los actuarios judiciales trabajan más de ocho horas, pues en dichos juzgados, no están asegurados con una cantidad razonable que cubra gastos médicos mayores en caso de tener un accidente de tránsito debido a sus labores de riesgo.
Ya que conducen hasta más de ocho horas y hasta altas horas de la noche para cumplir en tiempo y forma con los términos de ley correspondientes, y además que solo existe incluso un actuario en algunos juzgados que tiene que realizar hasta 300 o más notificaciones.
Hay que mencionar que los escasos vehículos que les son asignados, están en pésimo estado, lo cual es evidente que no les permite desempeñar su labor con seguridad, arriesgando su integridad física por dichas circunstancias, pues cabe señalar, asimismo, que varios de nuestros compañeros actuarios, tienen algunos estudios de maestría o hasta doctorado, y devengan un sueldo inferior al de un policía.
Sabemos que la sociedad Yucateca exige justicia pronta y expedita, pero tengan por seguro, que nosotros por nuestra parte, estamos conscientes y cumplimos con eficacia y responsabilidad dicha exigencia hasta donde humanamente nuestras labores lo permiten a pesar de existir escases de personal, lo que ha generado trabajar horas extras sin que nos sean remuneradas y no teniendo ni siquiera un tiempo de descanso para poder comer o incluso hasta ir a los sanitarios.

Esto ha generado que varios de nosotros padezcamos obesidad y diversos padecimientos o enfermedades a consecuencia de dichas circunstancias, por tanto reiteramos que a pesar de esas adversidades, estaremos trabajando a favor de la sociedad yucateca.

Publicado por: NOTICIAS DE ÚLTIMA HORA

Top